TuPsico.com

fondo Glosario Noticias Artículos y ensayos Contactar
 
Cuestiones que nos pueden interesar...

Aquí puedes disfrutar de la lectura de cuentos que iremos agregando a lo largo y ancho del tiempo... Si te gusta alguno en especial y quieres verlo aquí publicado, puedes sugerirlo (en menú izquierdo: Recursos/ contactar) especificando la fuente de procedencia del mismo y nombre del autor.

Estadísticas

Miembros : 316
Contenido : 170
Enlaces : 82
Inicio Cuentos para Pensar El sexo de los ángeles

El sexo de los ángeles

 

angeles

Una de las más lamentables carencias de información que han padecido los hombres y mujeres de todas las épocas, se relaciona con el sexo de los ángeles. El dato, nunca confirmado, de que los ángeles no hacen el amor, quizá signifique que no lo hacen de la misma manera que los mortales.

Otra versión, tampoco confirmada pero más verosímil, sugiere que si bien los ángeles no hacen el amor con sus cuerpos (por la mera razón de que carecen de los mismos) lo celebran en cambio con palabras, vale decir con las adecuadas.

Así, cada vez que Ángel y Ángela se encuentran en el cruce de dos transparencias, empiezan por mirarse, seducirse y tentarse mediante el intercambio de miradas que, por supuesto, son angelicales.

Y si Ángel, para abrir el fuego, dice: "Semilla", Ángela, para atizarlo, responde: "Surco". El dice: "Alud" y ella, tiernamente: "Abismo".

Las palabras se cruzan, vertiginosas como meteoritos o acariciantes como copos.

Ángel dice: "Madero". Y Ángela: "Caverna".

Aletean por ahí un Ángel de la Guarda, misógino y silente, y un Ángel de la Muerte, viudo y tenebroso. Pero el par amatorio no se interrumpe, sigue silabeando su amor.

El dice: "Manantial". Y ella: "Cuenca".

Las sílabas se impregnan de rocío y, aquí y allá, entre cristales de nieve, circulan el aire y su expectativa.

Ángel dice: "Estoque", y Ángela, radiante: "Herida". El dice: "Tañido", y ella: "Rebato".

Y en el preciso instante del orgasmo ultraterreno, los cirros y los cúmulos, los estratos y nimbos, se estremecen, tremolan, estallan, y el amor de los ángeles llueve copiosamente sobre el mundo.

 

Autor: Mario Benedetti.

 

flash18

"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes" (Arthur Schopenhauer).

Teléfono

679294398

Visitas:

¿Te gusta TuPsico?


[+]
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size