TuPsico.com

fondo Glosario Noticias Artículos y ensayos Contactar
 
Inicio Diálogos con el Espejo Diálogos con el Espejo: El Amor Epistémico.

Diálogos con el Espejo: El Amor Epistémico.

 

amorepist

Creo que, a veces, cuando uno/a no tiene un/a novio/a, igual tiene Amor. El tema es que no sabe como canalizarlo, entonces, sucede lo que cantaba Silvio Rodríguez en una canción: “un bufón llena el lugar donde hubo un sitio para amar”. De esa relación, surgen expectativas, pero como motor patologizante. Porque (en realidad) uno busca el complemento –en el otro- desde la incompletud (recordando aquí el mito de Andrógino, de Platón).

 

En la vida mundana, el amor se ha transformado en una Institución. Es una entidad que se organiza de determinada manera, con reglas universales y generales (algunas con valor monetario, y otras no), que se aplican rigurosamente a los casos particulares. De esa forma se neurotiza al Amor.

Esto significa, que existen formas preestablecidas de amar, o sea, si en “San Valentín” no te regalo nada, es que no te amo tanto. Se inculca aquello de “encontrar la media naranja”, y esto nos está diciendo que partimos desde la carencia, algo nos falta. Ese es el prototipo del amor trivial, neurotizado. Y, justamente, en ese juego está el problema –fundamental- mediante el cual sé neurotiza al Amor. Porque desaparece la individualidad de las partes. Una persona ama tanto a otra y la otra a ésta, que son una unidad, ergo: pierden individualidad. Al ser esas personas uno mismo –esa, como una de las reglas de la Institución Amor- se le quita al otro la capacidad de Ser. El otro pasa a ser propiedad de uno. De ahí nace el sentimiento posesivo que –progresivamente- va quitando libertad al otro.

Quiero proponer el Amor Epistémico, como una alternativa para pensar el Amor. Para vivir el Amor Epistémico, uno tiene que vivenciarse como Ser completo. Es una sensación que leva além, la que hace a éste Amor.

Lo que avala al Amor Epistémico, es La Distancia.

Distancia es aquello, que haces vos seas vos y yo sea yo. Es aquello que hace que yo ame a ese Ser que no soy yo, que es distinto a mí. Es esa distancia, la que promueve el encuentro. El encuentro del Amor Epistémico. Qué parte de conocerse uno mismo, como tal, y a su vez, reconocer nuestros límites entendiendo, que la otra persona no puede ser una prolongación de mi ser.

 

Autor: Ivanna Costa Letocar.

 

flash14

"La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente" (François Mauriac).

Teléfono

679294398

Visitas:

¿Te gusta TuPsico?


[+]
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size