TuPsico.com

fondo Glosario Noticias Artículos y ensayos Contactar
 
Inicio Sobre tupsico Mis Artículos Cuando se es ex fumador…

Cuando se es ex fumador… Imprimir
Escrito por Ivanna Letocar   

Esto de ser fumador… me tiene! Sí, he dejado -definitivamente- de fumar. Llevo un mes y medio sin consumir un delicioso cigarrillo… Es que… el que fue fumador, lo seguirá siendo toda la vida…. De momento me dedico a soñar que fumo unos cuantos cigarrillos, que generosa es la psique!! Porque incluso algunos días que me desperté como asqueada de fumar, como cuando salís de noche y fumás mucho… Con lo que durante ese día… ya no me apetecía mucho fumar (algo sí…, mentiría si dijera lo contrario). La cuestión es que la psique es generosa pero cuando uno deja de fumar, se le abren muchos frentes (se te abren…).

A nivel de lo cotidiano, inevitablemente, vamos asociando al… ( No quiero ni decir la palabra!!!) placer aquellos instantes en los que un buen pucho parece ser lo mejor del mundo, luego de la comida, con el café, con el mate, luego de momentos efusivos de amor, luego de saltar, luego y antes, luego y antes… O sea, siempre hay un momento bueno para fumarse un pucho. En mi caso, me estaba costando un poco lo de fumar, porque con asma como que no cuela… Pero un buen fumador, siempre busca la forma de alimentar al monstruo que pide NICOTINA.

 

A nivel de la psique… en un primer momento no es tan duro, tenemos esas ganas de fumar que tomando un vaso de agua y contando hasta 20 casi que controlamos, porque ese mono lo contrarrestamos con ese orgullo personal de decir “lo estoy logrando!!”. Eso es gratificante, pero es importante tener seguridad en la decisión, porque la parte más dura pienso que no llega sino al mes o mes y medio de dejar de fumar. Y qué razón tenía aquella que cantaba “tu química con mi piel hacen carga positiva….”. Sí, la parte química tiene un peso casi definitivo en la aventura de dejar de fuma…

A nivel de la química podemos hablar de la acción cerebral y cuáles son los cambios o desajustes que se producen. Las señales nerviosas se transmiten de una neurona a otra a través de las uniones interneuronales llamadas sinápsis, en donde el impulso nervioso se transforma en mensajes químicos que toman la forma de una sustancia secretada por la neurona, que es famoso neurotransmisor. Estos atraviesan la sinapsis actuando sobre las proteínas del receptor de membrana de la siguiente neurona.

Sinápsis

El control neurohormonal de la actividad encefálica se lleva a cabo a través de dos caminos:

  1. Control directo a través de la transmisión de señales nerviosas específicas desde la parte inferior del encéfalo a las regiones corticales del cerebro.
  2. Control a través de la liberación de agentes neurotransmisores excitadores o inhibidores en la sustancia encefálica.

En el cerebro humano hay cuatro sectores de activación y control por neurotransmisores:

  1. El locus ceruleus y el sistema de la norepinefrina.
  2. La sustancia negra con el núcleo accumbens y el sistema de la dopamina.
  3. Los núcleos del rafe y el sistema de la serotonina.
  4. El núcleo gigantocelular de la formación reticulada y el sistema de la acetilcolina.

Cada uno de esos cuatro sistemas interviene en los procesos de adicción a distintas drogas. Pero el que realmente nos va a sacar canas verdes, es aquel que se encuentra íntimamente ligado a la ADICCIÓN A LA NICOTINA y es el Sistema Mesolímbico Dopaminérgico, y en su Síndrome de Abstinencia interviene el Locus Ceruleus y el Sistema de la Norepinefrina. La nicotina que es la sustancia responsable de la nicotino dependencia es considerada una sustancia psicoactiva cuyo trabajo más importante en la activación de dos centros cerebrales:

Adicciones...

  1. El Sistema Mesolímbico Dopaminérgico que es considerado como el centro cerebral del placer y de la gratificación y su estimulación es responsable de la farmacodependencia.
  2. El Locus Ceruleus que es responsable del estado de alerta y de vigilia. Su estimulación por parte de la nicotina mejora las funciones cognoscitivas, la capacidad de concentración, los cultivos intelectuales y al mismo tiempo puede reducir las reacciones de estrés, proporcionando una impresión de seguridad y de relajación en las situaciones críticas. Quizá por eso cuesta tanto dejar de fumar, porque algo tan pequeño y que proporcione tantas cosas buenas…

La nicotina estimula la liberación de dopamina elevando así, sus niveles. La dopamina es liberada hacia la sinápsis y se une a los receptores de la siguiente neurona. Rápidamente se reabsorbe o se elimina por la enzima monoaminooxidasa (MAO). Sin embargo, cuando se introduce la nicotina al fumar, la nicotina estimula la liberación de dopamina mientras que otra substancia en el humo de cigarro bloquea la acción de la MAO. Los niveles bajos de MAO resultan en niveles elevados de dopamina. Esto interviene en la biología de la adicción a la nicotina, agregándose al aumento de dopamina en el núcleo accumbens. Eso pasa cuando fumás, pero cuando dejás de fumar, la situación cambia… Al no estar la nicotina presente, los niveles de segregación de

Dopamina bajan y tu ánimo ya sabés…va en la misma dirección.

Aparecen algunos síntomas de angustia, ansiedad, un poco de nerviosismo, quizá irritabilidad. No sé si alguien recuerda un anuncio

ansiedad...

publicitario de un coche (no me acuerdo que coche era…) que decía: “para aquellos días en que estás sensible…” y un chico veía que un cascarudo se caía de una piedra y se ponía a llorar con mucho sentimiento, bueno depende la persona, puede uno parecerse durante el

proceso de reequilibrio, a ese chico.

La sensación es desagradable, no te aguantás ni a vos mismo, pero hay una solución: una hora de ejercicio diario y sube el nivel de endorfinas en la sangre. Las endorfinas hacen mucho por la recuperación del fumador y son esenciales para la salud, en términos generales: te proporcionan calma, generan un estado de bienestar, mejoran el humor (que se encuentra bajo por el mono que te puede!!), reducen el dolor, retrasan el proceso de envejecimiento, potencian las funciones del sistema inmunitario, reducen la presión sanguínea o contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad o, reduciendo los síntomas de la misma.

Se pueden aumentar endorfinas comiendo chocolate (sin abusar, claro…), cuando nos hacen o nos hacemos masajes, meditando, haciendo yoga, bailando, cantando, escuchando música, pintando, haciendo manualidades, ejercicios respiratorios, corriendo, tomando sol, andando en bicicleta, nadando, etc.

La cuestión es mover el esqueleto y el espíritu.

Vean el video del que hablo más arriba y a ver como se sienten identificados!

 

 

flash14

"La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente" (François Mauriac).

Teléfono

679294398

Visitas:

¿Te gusta TuPsico?


[+]
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size